top of page

Veinte ciudades que debes visitar en el 2020

Veinte ciudades que marcan tendencia, ganadoras de distintos premios de cultura, arte, ecología y urbanismo. A continuación, te presento las veinte ciudades que más tendrán que decir en el próximo año.


1. GUANAJUATO (México)

Quien aun no se ha sumergido en esta alucinante ciudad situada en el epicentro mexicano, está ignorando uno de los verdaderos tesoros de la región. Condecorada Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1988, encierra un misterio y un enigma que responden a un diseño paisajístico exclusivo. Caracterizado por sus míticos desniveles y túneles moldeados por la actividad minera que se desarrolla en la zona desde hace siglos.


Encantadora, vibrante, colorida por doquier, perderse por las calles o salir a ‘callejonear’ -típica expresión del lugar- es lo que vale en suelo guanajuatense. Rica en gastronomía, abundan los cafés con vistas y la oferta cultural se eleva con lugares como el Teatro Juárez, mundialmente conocido por su arquitectura, el Mercado Hidalgo, el Museo de Las Momias, la Universidad de Guanajuato, y por ninguna razón hay que olvidar u obviar el Callejón del Beso: encierra una leyenda de amor apasionante.



Guanajuato


2. LJUBLJANA (Eslovenia)


A Liubliana (Ljubljana), capital de Eslovenia, poco le falta para ser un escenario de cuento. Ayudan a ello las calles adoquinadas de su bonito casco antiguo y su castillo medieval. En 2016, la capital de Eslovenia celebró sus 25 años de independencia respecto a Yugoslavia. Diminuta pero llena de estímulos, en este cuarto de siglo ha desarrollado un gran interés por la cultura y la creación de vanguardia. Sus talentos bien merecen robar la atención, aunque sea de forma momentánea, de destinos mucho más obvios como Venecia, de la que se encuentra a apenas dos horas de distancia.


Liubliana, es un destino perfecto para disfrutar de una escapada de varios días. Es una ciudad pequeña pero muy viva, llena de atractivos tanto en la misma ciudad como a a pocos kilómetros de distancia, con un castillo que regala unos atardeceres inolvidables y unas mascotas algo curiosas: dragones.


Capital europea de la sostenibilidad y la ecología, Liubliana ha sido escenario de enormes cambios sociales en la última década. Liubliana, a parte de ser pequeña y acogedora, es una de las ciudad más seguras del mundo y una de las ciudades europeas con más población joven, por lo que el ambiente nocturno es muy apetecible.


Castillos medievales, puentes con dragones, canales con casas colgando y parques de ensueño, Liubliana es una puerta al pasado que merece ser visitada.



Ljubljana


3. BAKÚ (Azerbayán)


A Bakú se le conoce como 'la ciudad más cool de Azerbaiyán'. Y a Azerbaiyán se la conoce por estar comenzando a establecerse en el mapamundi turístico internacional de los verdaderos connaisseurs, aquellos que descubren lo que se llevará mucho antes de que esté de moda. Quizá el chivatazo les llegara tras la inauguración, hace apenas un lustro, del Heydar Aliyev Center proyectado por Zaha Hadid, que se ha convertido en nuevo símbolo de la capital.


Pero Bakú es mucho más que eso: es un país ex-soviético y musulmán, lo que quiere decir que acompaña el té verde con... vodka. Que los restaurantes de comida árabe lucen carteles en ruso. Que, aún así, no encontrarás demasiadas mezquitas: el país se declaró laico en 1918. En Bakú, lo de decir que es una "ciudad de contrastes" va mucho más allá del tópico: el turista de lujo será feliz allí, pues ha vivido varios años de esplendor gracias al dinero del petróleo y posee una oferta turística capaz de contentar al más gourmet. Pero, a la vez, el viajero de presupuesto medio encontrará precios extraordinariamente asequibles, pues Azerbaiyán es, al fin y al cabo, uno de los lugares más baratos del mundo. Y el momento de conocerlo es ahora.



Bakú


4. HAIFA (Israel)


En la cima del monte Carmelo y bañada por el mar, al que le unen 17 kilómetros de playas. Esa son las coordenadas de la bella Haifa, la tercera ciudad más grande de Israel, que, sin embargo, atrae a muchos menos turistas que Jerusalén y Tel Aviv. Apostamos a que eso cambiará en 2020, cuando los viajeros se den cuenta del enorme atractivo de esta multicultural urbe -ha estado en manos de hebreos,  persas, asmoneos, romanos, bizantinos, árabes, cruzados, otomanos, egipcios y británicos-, que cuenta con varios atractivos para el visitante.


Uno de ellos son los jardines de Bahaí -en la foto-, Patrimonio de la Humanidad. A sus pies se encuentra la carismática Colonia alemana, construida en piedra en el siglo XIX por cristianos germánicos y hoy reconvertida en zona de ocio y turismo. Pero, sin duda, nuestro hot spot preferido es la colonia de Ein Hod, donde alrededor de un centenar de artistas y artesanos viven, exponen y trabajan gracias al impulso del pintor dadaísta Marcel Janco (1895-1984).



Haifa


5. EL CAIRO (Egipto)


Ha sido noticia mundial: el Gran Museo Egipcio, el mayor museo de arqueología del mundo, abrirá sus puertas en 2020. 45.000 obras de arte -25.000 nunca expuestas antes- se mostrarán en sus dependencias, y para que el atractivo sea aún mayor, 5.000 piezas procederán de la tumba de Tutankamón. Su ubicación, a solo dos kilómetros de las pirámides, hará que el innovador edificio proyectado por el estudio Heneghan Peng Architects se convierta en un nuevo mirador sobre las milenarias maravillas. El mismo, con una fachada de 800 metros de longitud y 40 de altura, también emula una pirámide.


Pero en El Cairo, una de las capitales más caóticas y vibrantes del mundo, hay mucho más que ver: las pirámides de Saqqara y de Menfis, la antigua fortificación de la Ciudadela, la Mezquita del Sultán Hasán, la de Ibn Tulun y la de Al Rifa'i, los puestos del Mercado de Khan El Khalili... Aunque, en realidad, sólo pasear por esta inmensa urbe repleta de vida es suficiente razón para tomar un vuelo hasta allí.



Cairo


6. TOKIO (Japón)


Tokio siempre es un buen plan. Tokio puede ser el viaje de tu vida. Pero, en 2020, todavía más, pues entonces tendrán lugar los Juegos Olímpicos. ¿Sabías que los de 1964, celebrados allí, fueron los que empujaron a la capital a la modernidad? Entonces, fue la primera ciudad asiática en ser sede de la gran fiesta del deporte. Ahora, seguramente, será la más extraordinaria en hacerlo.


De hecho, los organizadores han declarado que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán “los más innovadores que se hayan organizado, y se basarán en tres principios fundamentales para transformar el mundo: lograr lo mejor de uno mismo, unirse en la diversidad y conectar con el mañana”. Por ahora, se baraja que abran ¡con la primera lluvia de estrellas artificial del mundo!



Tokio


7. CIUDAD DEL CABO (Sudáfrica)


La ciudad más romántica de África por excelencia. Gran capital cultural, artística y natural. Ciudad del Cabo resalta entre las demás grandes urbes del continente gracias a su singularidad arquitectonica y a su posición geográfica más que estratégica. Con una clima temperado durante todo el año, unas playas como las del Caribe, una cultura culinaria y un vino exquisito, Ciudad del Cabo es sin duda un destino que dará mucho de que hablar en el 2020.


La ciudad está experimentando un enorme cambio social y turístico desde 2010, creando espacios más amplios, verdes y seguros y mejorando enormemente la calidad de sus residentes mediante un transporte público de calidad.


Entre el 2015 y el 2019 ha sido nombrada la mejor ciudad para viajar de África gracias a sus mejoras en la seguridad y a sus nuevas instalaciones públicas como parques, plazas, playas y centros comerciales.


En Ciudad del Cabo la naturaleza, la gastronomía y el ocio conviven de la mano, la ciudad fue galardonada en 2016 y 2017 como la más limpia y verde del contienente y la más atractiva para los jóvenes, siendo un enclave único de ocio nocturno y de estudios.


La cercanía y la calidad de la ciudad a las playas hace del destino un lugar perfecto para practicar surf y kite surf, igual que buceo, dada la barrera de coral que se encuentra a escasa distancia.


Desde la Ciudad del Cabo también es posible hacer safaris a los numerosos parques naturales que posee Sudáfrica en el norte y en el este.



Ciudad del Cabo



8. MEDELLÍN (Colombia)


La ciudad de Medellín es la capital del departamento de Antioquia. Está situada en una zona montañosa muy verde. Se extiende a lo largo de un valle rodeado de montañas y la atraviesa un pequeño río. Su ubicación geográfica hace que se beneficie de un microclima envidiable. Se la conoce como “la ciudad de la eterna primavera” porque todo el año hace un tiempo primaveral muy agradable.  


Las vistas de la ciudad que se pueden obtener desde diversos miradores son muy bonitas. La imagen de la ciudad extendiéndose entre montañas a lo largo del valle con sus rascacielos y sus zonas más humildes es realmente fotogénica.


Medellín es una ciudad de contrastes en la que hay barrios ricos y elegantes como el Poblado y otros muy humildes y pobres. Sin embargo, en general la ciudad es muy limpia y con muchas zonas verdes. Los medellinenses quieren mucho a su ciudad y la mantienen limpia.

Es muy moderna y dinámica, tiene mucha vida y es una ciudad culturalmente muy atractiva. Es además junto a Bogotá el motor económico del país. Sin duda el espíritu emprendedor de los paisas ha tenido mucho que ver con esto. Muchas start ups y muchos extranjeros se establecen aquí haciendo de ella una ciudad cada vez más cosmopolita y abierta a nuevas influencias.


Es la ciudad colombiana que está más de moda. No es de extrañar que muchos extranjeros la escojan para establecerse en este país ya que además de su dinamismo económico y emprendedor, también es una de las ciudades más agradables para vivir en Colombia.

Su clima, sus avenidas arboladas, sus restaurantes, sus cafeterías, sus centros comerciales y boutiques chic y el ambiente de seguridad que se respira en amplias zonas de la ciudad, sobretodo en el El Poblado, el carácter amable de su gente, y su vida nocturna que es de lo mejorcito del país la hacen muy pero que muy atractiva para establecerse.


Por otra parte quienes buscan hacer turismo en Medellín tienen una buena selección de cosas para ver y para hacer. También es un buen campo base desde donde hacer algunas excursiones por la zona como Santa Fe de Antioquia, Guatapé y el Peñol, zonas naturales de gran belleza como Río Claro, y otros pequeños pueblos como Jericó y Jardín.


A pesar de su pasado reciente Medellín es una ciudad que sorprende para bien y cuya visita vale mucho la pena. Es uno de los platos fuertes de Colombia y una etapa obligatoria en todo itinerario por Colombia.



Medellín


9. VIENA (Austria)


La ciudad con mayor calidad de vida del mundo está de celebración: en 2020 se cumplen 250 años del nacimiento de Beethoven, el genio vienés omnipresente en la capital. Por ello, las exposiciones que lo conmemorarán se centrarán en las facetas menos conocidas de la vida y obra del compositor. Así, por ejemplo, se mostrarán manuscritos originales en la Biblioteca Nacional, se trerá al genio a la actualidad en el Museo de Historia del Arte, y la Casa de la Música preparará varios eventos destacados, como una instalación acústica realizada con la última tecnología musical para que los participantes se sientan como integrantes de una orquesta.


Son solo algunos esbozos de las muchas celebraciones que tendrán lugar: piensa que Viena incluso cuenta con un museo dedicado por entero a la figura del músico, con numerosos objetos pertenecientes al maestro.



Viena



10. CASABLANCA (Marruecos)


Habitualmente a la sombra de Marrakech (tan exótica), Fez (tan medieval y tan diferente) y Tánger (tan cercana e intelectual), incluso de Rabat, la gran ciudad de Marruecos, Casablanca nunca ha despertado demasiado interés entre los viajeros, quienes se limitan a acercarse a la gran Mezquita de Hassan II, la segunda más grande del mundo –cubre dos hectáreas y tiene capacidad para 90.000 personas– tras la de La Meca y a regatear sin entusiasmo en su gran mercado central.


Casablanca es caótica y frenética, poco agraciada y difícil de apreciar a primera vista. Sin embargo, la capital económica del reino hasaní, además de una arquitectura art decó gloriosa –joyas como la Villa des Arts, convertida en importante centro de arte, el viejo cine Rialto o los edificios del boulevard Mohammed V la convierten en un auténtico museo arquitectónico al aire libre–, tiene una merecida fama de bon vivant, de saber pasárselo bien, de saber disfrutar la vida y, en los últimos años, de disfrutar de una interesantísima escena de música electrónica.


El responsable de que hoy miren a Casablanca desde Berlín o Ámsterdam es Driss Bennis, dj y fundador del sello discográfico Casa Voyager. A través de él se han dado a conocer djs a seguir de cerca, como Yasmean, Kosh o Polyswitch. Casablanca es, en definitiva, el destino al que ir si quieres conocer el Marruecos del siglo XXI -y, de paso, déjate caer por Rabat, donde se acaba de inaugurar la primera edición de la Bienal de Arte Contemporáneo, dedicada exclusivamente al arte femenino–. Este invierno, ólvidate de Berlín o Budapest y vente a bailar a Casablanca.



Casablanca


11. EDIMBURGO (Reino Unido)


La capital escocesa es una de las ciudades más especiales en Europa. Edimburgo es un lugar cargado de encanto, repleto de estrechos callejones adoquinados, rincones oscuros que fueron escenario de las más terribles historias, preciosos edificios y jardines, una infinidad de interesantes museos con entrada gratuita y, sobre todo, unos ciudadanos increíblemente agradables que completan la oferta para que cualquier turista quede enamorado de la ciudad.


Cariñosamente apodada "Auld Reekie" (vieja chimenea) por la gran cantidad de chimeneas humeantes que coronaban los tejados de los edificios manteniendo las casas calientes, Edimburgo posee un clima bastante lluvioso que, lejos de ser un inconveniente, es algo que le aporta aún mayor encanto a la visita, otorgando un aire misterioso y tenebroso a la ciudad.


La ciudad brilla en su esplendor entre nubes y claros hasta que, al caer la noche, es tomada por los fantasmas que se niegan a abandonar Edimburgo, mientras numerosos guías acompañan a los curiosos turistas a través de criptas, pasadizos y cementerios para conocer los misterios que permanecen latentes en el corazón de la ciudad.


En Edimburgo no sólo tendréis la oportunidad de pasar miedo con historias de fantasmas, sino que la ciudad también posee una gran oferta cultural en cuanto a museos se refiere y, además, la gran mayoría de ellos son gratuitos. Podréis aprender cómo se fabrica el whisky en Scotch Whisky Experience, conocer cómo era la vida de los escoceses durante la Edad Media en el People´s Story Museum, o quizás observar la evolución de la medicina en el Surgeons' Hall Museums.


Los consistentes platos escoceses, combinados con los descabellados y abundantes desayunos harán que probablemente volváis de vuestras vacaciones con un par de kilos de más, pero felices y cargados de recuerdos inolvidables.



Edimburgo



12. GEORGETOWN (Penang, Malasia)


Para entender lo que es hoy Georgetown, y Penang en general, hay que conocer un poco de su historia. Desde sus orígenes en 1700 cuando colonizadores de Sumatra establecieron los primeros asentamientos y especialmente desde su fundación oficial como ciudad por los ingleses en 1771, Georgetown se convirtió en un importante enclave comercial.


Su privilegiada situación fue determinante para que se convirtiese en nexo entre los grandes reinos asiáticos de la zona y en parada importante de las rutas comerciales provenientes de Europa y del Medio Oeste.


Esta mezcla de influencias, poderes y culturas dejaron un legado arquitectónico muy diverso diseminado en la parte antigua de la capital de Penang que le ha valido la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.


La diversidad cultural y arquitectónica es probablemente la razón más importante para visitar Georgetown. En sus calles, conviven templos de estética china, con edificios coloniales e iglesias, templos hindúes e incluso mezquitas.


Aunque su cultura está visiblemente occidentalizada, debido en buena parte al turismo, lo cierto es que en ella sigue prevaleciendo un multiculturalismo muy acusado. No en vano, en sus calles conviven armónicamente chinos, indios y malayos, constituyendo un variado mosaico que dota de una personalidad única a esta ciudad malaya.


Si bien esta diversidad, compartida por otras muchas ciudades del país, es su principal atractivo turístico, no es el único. Cabe destacar también su arte callejero, sus playas, y su gastronomía.


Los grafitis que decoran sus calles obra de artistas internacionales tan conocidos como Ernest Zacharevic y también locales se han convertido en otra de las señas de identidad de Georgetown y en un importante reclamo para los viajeros.


Otro de sus grandes atractivos son sus playas. Las hay para todos los gustos: urbanas, solitarias, salvajes, recónditas… Si bien recomendaría antes otros destinos de playa como Langkawi o las islas de la costa este como las Perhentians, Redang, o Tioman entre otras, las playas de Penang valen también mucho la pena. Si tu tiempo en Malasia es limitado y quieres ahorrar tiempo viajando son una buena opción.


Además su gastronomía es una de las más aclamadas del país. De hecho se la denomina muy grandilocuentemente como "food paradise". Y la verdad es que se come realmente bien, como prácticamente en toda Malasia.


Los platos que integran su cocina son el resultado de la fusión de influencias chinas, malayas, tailandesas, indias e incluso europeas. Con tanta variedad es difícil aburrirse con la comida.



Distrito inglés en Georgetown


13. OPORTO (Portugal)


La cercanía de Oporto con España hace que sea un destino muy cómodo y atractivo para los turistas españoles, incluso para una escapada de fin de semana.


Esta ciudad, situada al norte de Portugal junto a la desembocadura del río Duero, es un lugar muy especial; tal vez sea ese aire de decadencia que la invade o a la vida que se respira en ella. Tal vez sean sus elegantes barrios y villas señoriales en contrapunto con las estrechas calles y viejos callejones que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad.


Oporto es una ciudad para recorrerla andando, disfrutando al máximo de sus estrechas callecitas cargadas de historia y nostalgia. Un paseo al anochecer junto a la ribera del río Duero, la sensación que produce entrar en el Mercado do Bolhao o el sabor de sus dulces vinos son algunas de las cosas que se pueden hacer en Oporto.



Oporto


14. GRANADA (España)


Granada está situada a los pies de Sierra Nevada, la cadena montañosa más alta de la Península Ibérica. Aparte de la bella visión que ofrece desde la ciudad, Sierra Nevada cuenta con una de las estaciones de esquí más importantes de España, la más meriodional de Europa y la única de Andalucía. La playa tampoco está muy lejos de Granada. A menos de una hora por carretera, el turista encontrará la costa mediterránea, con localidades cómo Motril, Salobreña, Almuñécar y muchas más. No se debe olvidar tampoco las Alpujarras a la hora de enumerar las posibilidades de la provincia granadina. Se trata de una sucesión de valles y barrancos salpicados de unos 50 pueblos de gran belleza. Es una excelente elección para el turismo rural y la acampada, ya que ofrece un panorama difícilmente igualable.


La ciudad de Granada fue fundada por los romanos bajo el nombre de Illibris. Posteriormente, tras la invasión de la península por los musulmanes en el siglo VIII d.c., éstos le dieron su actual nombre de Granada. Los Reyes Católicos conquistaron la ciudad en 1492, completando así la Reconquista de la Península Ibérica para la Cristiandad. Durante el asedio a la ciudad, la Reina Isabel de Castilla recibió a Cristóbal Colón y le concedió los medios para emprender su viaje hacia las Indias Occidentales.


Esta agitada historia ha dejado en Granada numerosas huellas en forma de palacios, iglesias y otros edificios que proclaman la riquísima herencia cultural de la ciudad. El conjunto monumental de la Alhambra y el Generalife, fortaleza, medina y palacio de los reyes nazaríes, es mundialmente conocido tanto por su belleza como por el impresionante panorama que su privilegiada ubicación ofrece al visitante. Dentro de este complejo se encuentra también el palacio renacentista construido por el emperador Carlos V junto al baluarte árabe.



La Alhambra de Granada


15. NUEVA ORLEANS (Luisiana, Estados Unidos)


Nueva Orleans es una ciudad de Luisiana en el río Misisipi, cerca del golfo de México. Apodada "Big Easy", es conocida por su vida nocturna ininterrumpida, vibrante ambiente de música en vivo y cocina condimentada única, que refleja su historia como un crisol de influencias francesas, africanas y americanas. La celebración de Mardi Gras es un ejemplo de su espíritu festivo, el carnaval de finales de invierno famoso por sus escandalosos desfiles con disfraces y fiestas callejeras.


Nueva Orleans es una de las ciudades culturalmente y gastronómicamente más interesantes de Estados Unidos. En sus calles podemos disfrutar de una rica historia, de una gastronomía reflejo de su mezcla de culturas y una escena musical increíble. Una ciudad que ha vivido a un sinfín de calamidades y que siempre ha resurgido con más fuerza.



Nueva Orleans


16. SAN JUAN (Puerto Rico)


Con un centro con más de 500 años de antigüedad, que bordea las playas doradas, modernos condominios y centros comerciales gigantes, el viejo mundo se mezcla con la modernidad de la capital de Puerto Rico. Las cautivadoras plazas antiguas de la Ciudad Vieja dan paso a los altos edificios de Hato Rey y los lujosos hoteles junto al mar de Condado. El resultado final es una ciudad multifacética con gran atractivo. Hay pocos lugares en el mundo que ofrecen una combinación tan perfecta de centro urbano moderno, playa y baluarte de la historia.


No se puede visitar San Juan sin pasear por las calles adoquinadas del Viejo San Juan, una ciudad amurallada dentro de una ciudad cuyos siete bloques cuadrados albergan más de 400 edificios restaurados de los siglos XVI y XVII. Visita el Castillo El Morro y La Fortaleza, la Catedral de San Juan (donde descansa Juan Ponce de León) y el Paseo de la Princesa, un paseo lleno de estatuas, fuentes y vendedores callejeros. Habla con los artistas locales y compra sus productos. Visita cualquier bar, restaurante o museo y te sorprenderás. Aquí tienes que pasar, al menos, un día completo.



San Juan


17. TURÍN (Italia)


Hace mucho que la capital del Piamonte dejó atrás su adjetivo de industrial para convertirse en la urbe favorita de artistas, foodies, culturetas y fashion victims. Y es que si sigues asociando Turín con palabras como Fiat, Nutella, aperitivo o fútbol, estás muy pero que muy out.


La que fuese la primera capital de Italia y sede de la Casa de Saboya alberga en sus muros siglos de historia coronados por pórticos donde las joyas barrocas se alternan con interesantes tiendas que harán las delicias de los adictos al shopping; por algo ha sido nombrada la segunda mejor ciudad de Europa para ir de compras, según el ranking elaborado por Holidu –Via Roma, vía Po, Piazza San Carlo y Via Giuseppe Garibaldi son algunos de los imprescindibles–.


Entre palazzo y piazzas, se descubre la imponente Mole Antonelliana, sede del Museo Nacional del Cine de Turín, y si seguimos callejeando, en cada esquina aparecen rincones únicos donde desayunar a orillas del río Po y con los Alpes en el horizonte. Pero no nos quedemos en los tópicos, al norte, la zona de Parco Dora es uno de los pulmones verdes más importantes de la ciudad y acoge festivales y conciertos día sí día también. Muy cerca, diseñadores, artesanos y artistas han transformado los antiguos almacenes de Barriera di Milano en lugares donde dar rienda suelta a la creatividad. Al este, en Aurora, el mercado de antigüedades de Balon se convierte en el plan perfecto de los fines de semana, con el posterior almuerzo en las terrazas de Via Borgo Dora. Y al sur, en San Salvario, las vinotecas conviven con las cafeterías y los locales donde se sigue rindiendo homenaje al típico aperitivo italiano.



Turín



18. BUDAPEST (Hungría)


El Danubio, fuente de inspiración para numerosos artistas, separa con su inmensidad Buda y Pest, dos grandes ciudades que hoy se unen para formar una de las capitales europeas de mayor importancia. Enormes puentes unen ambas orillas acercando Buda, la antigua sede real y zona residencial más elegante, y Pest, corazón económico y comercial de la ciudad.


La parte de Buda de la multifacética capital, bipartida por el Danubio, irradia tranquilidad con su riqueza en baños medicinales de la época del imperio otomano situados al pie de la colina Gellért, así como con el Palacio Real y la Iglesia de Matías; mientras que Pest, con sus museos que encierran valiosos tesoros, sus fantásticos edificios Art Nouveau, el Parlamento ‒ considerado entre los más bellos del mundo ‒, la Basílica, rodeada de calles peatonales, y los barrios de palacios y de la judería en pleno renacimiento, ofrece al visitante su efervescente animación.

Además de los valores históricos, la cultura de calidad también está presente en Budapest: la oferta metropolitana de festivales, teatros, museos, salas de conciertos y eventos deportivos compite con cualquiera de las grandes ciudades del mundo. Los amantes del descanso y la recreación pueden disfrutar de un agradable paseo o practicar deportes en la Isla margarita ‒ situada en el corazón de la ciudad y considerada entre las mejores de Europa ‒, así como relajarse en balnearios rodeados de bellos jardines o en los spa y baños medicinales de fama mundial. Los amantes de la gastronomía no deben perderse la experiencia culinaria que ofrece la famosa gastronomía húngara.

Los tradicionales gulasch y estofados son bien conocidos, sin embargo, la revolución gastronómica también ha llegado a Budapest: los platos streetfood ocupan un digno lugar en la oferta con sus singulares composiciones gastronómicas de primerísima calidad, reconocidas por la Guía Michelin.



Budapest


19. TAIPEI (Taiwan)


Lo mejor de Taipéi es su esencia de ciudad entre las dos Asias. Tiene lo bueno de ciudades asiáticas más desarrolladas como Tokio o Singapur: orden, limpieza y un transporte público excelente; y mantiene lo excitante de ciudades más caóticas como Bangkok o Kula Lumpur: Vida a todas horas, varios mercados nocturno enormes y comida buenísima tirada de precio. Algunas calles de Taipéi me recordaron a Tokio u Osaka, mientras que otras me parecían a zonas de Bangkok.


Por su afán de modernizarse y olvidar su pasado entre guerras y ocupaciones militares forzosas, Taipei ha experimentado un enorme crecimiento urbano que ha llevado a la ciudad ha cambiar totalmente su fisonomía. Desde una de las redes de metro y bus más extensas y modernas del mundo, hasta el que fue, el edificio más alto del mundo desde 2001 hasta el 2009, año en que el Burj Khalifa de Dubai lo sustituyó en el título de edificio más alto del mundo.


Inmensa, cosmopolita, monumental, imponente, histórica, abrumadora… Son muchos los adjetivos que asociar a la capital de Taiwán.


Sin embargo, quizá lo que mejor defina a Taipéi sea un sustantivo: mezcla. Pasear por sus calles supone encontrarse con una suerte de contraste infinito donde los majestuosos templos conviven con los rascacielos y los gigantescos centros comerciales en total armonía.


En los mercados nocturnos, locales y turistas comparten mesa saboreando los platos tradicionales: desde fideos fritos a tofu apestoso culminando con el famoso pastel de piña y regando todo con el instagrameable bubble tea.


Conocida como la isla Formosa por los portugueses colones, la capital de Taiwan esconde rincones naturales y miradores de una belleza sin precedentes y senderos que conducen a verdaderos paraísos naturales envueltos entre bosques y montañas.



Taipei desde el monte Elefante


20. AREQUIPA (Perú)


Se la conoce por ser la Capital Jurídica del Perú y por ser la ciudad de ese país con el segundo mayor número de habitantes, solo por detrás de Lima. Sin embargo, a pesar de ser la sede del Tribunal Constitucional, esta urbe es mucho más que títulos y liderazgo. Arequipa se extiende a la sombra de tres volcanes de entre los que destaca el Misti, un volcán activo que, con sus 5.820 metros de altura, le proporciona a esta ciudad el lienzo perfecto para ser aún más bella. Pero, además, guarda tantos secretos y tanta magia que tiene que ser una parada obligatoria para el viajero que visita Perú. Os adentro en sus preciosas calles para mostrarte por qué.


No es de extrañar que una ciudad ubicada en un lugar fértil como el sur del Perú, en la cordillera de los Andes, fuese el lugar escogido por preincas e incas primero, y por el colonialismo español después, para asentarse. Se cree que Misti, el nombre del volcán -también llamado dios Apu-, que la vigila desde lejos, viene de la palabra "mestizo", por la cantidad de personas de raza blanca que llegaron a habitar la ciudad. Sin embargo, lo que más relaciona a Arequipa con el blanco es el color de sus construcciones, sobre todo, templos y caserones hechos a partir de sillar, la piedra de lava volcánica proveniente de este gigantesco dios.


Arequipa tiene mucho que ofrecer al viajero, tanto a nivel histórico como paisajístico, sobre todo en la zona antigua de la ciudad. Sus atractivos están cerca unos de otros, por lo que es un lugar perfecto para visitar a pie. Y, de hecho, esta es la mejor forma de hacerlo, pues cualquier esquina es pura belleza en esta ciudad peruana que es Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.



Arequipa


 

#viaje #viajar #ciudades #maravilla #peru #eeuu #lomejor #italia #españa #taiwan #europa #lasmejoresciudades #ciudades #urbano

144 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page