top of page

Mi experiencia en las Siete Maravillas del Mundo

Ya hace un año desde que completé mi, un tanto avariciosa, lista de las Siete Maravillas del Mundo, siendo la última en pasar el "check" el Taj Mahal, y la primera, la Muralla China, por paradójico que suene.


En esta entrada, os resumiré mis experiencias, cómo lo conseguí, cómo lo hice, cómo llegué y una valoración sujetiva de cada lugar.


Las Siete Maravillas se han convertido en el principal blanco de cualquier ávido viajero internacional. Ubicadas en localizaciones concretas, que ofrecen amplias conexiones tanto terrestres como aéreas, la gran mayoría están al alcance de cualquiera que tenga cierta perspicacia, agilidad a la hora de viajar y curiosidad.


Perfectamente señaladas e incadas, a menudo Mecas de ríos de turistas, no tendrás problemas para llegar a tu deseada maravilla, sea una o sean las siete.


1. Gran Muralla de China, Mutianyu


La primera duda que tendrás a la hora de empezar a organizar tu visita a la Gran Muralla será qué sección visitar. Al menos, fue lo primero que a mí me vino a la mente. Después de pasar un buen rato investigando, tuve claro cuál era la mejor opción: Mutianyu. ¿Por qué elegí Mutianyu? El principal motivo fue que, aunque es bastante conocida entre los turistas extranjeros, no se llena tanto como otras secciones, como por ejemplo Badaling. Además, la bajada cuenta con un divertido tobogán de cemento por el que bajas en una especie de trineo. Esta sección de la Muralla China está situada a 70 kilómetros al noreste de Pekín. Mutianyu está conectada a la sección Jiankou al oeste y con Lianhuachi al este. Se empezó a construir a mediados del siglo 6 y hasta ahora ha pasado por varias reconstrucciones. A día de hoy, es una de las secciones en mejor estado ya que está totalmente reconstruida. La sección de Mutianyu mide algo menos de 2 kilómetros y medio de longitud, tiene 7/8 metros de altura y 4/5 metros de anchura. A lo largo de su recorrido, encontrarás numerosas torres de vigilancia.


¿Cómo llegar?


La forma más barata de ir a Mutianyu desde Pekín es el transporte público. Para ello, el primer paso es ir en metro hasta la estación Dongzhimen. Ahí tienes que coger la línea de autobuses 916 (suele salir cada 20 minutos) y bajarte en la pequeña localidad de Huairou. Desde ahí, tienes que coger un minibus que te dejará finalmente en Mutianyu. El trayecto total es de unas 2 horas.


Precio


Una vez llegas a la base de Mutianyu, te toca comprar la entrada y decidir cómo vas a subir y bajar de la Muralla China. La entrada cuesta 45 CNY (5.80 €) si se trata de adultos o 25 CNY (3,20 €) si se trata de un niño de 12 años o menos. Aparte, hay que pagar el shuttle bus que te lleva a las proximidades de la Muralla China y que tarda unos 10 minutos. El precio del shuttle bus es de 15 CNY (1,9 €) ida y vuelta.


Si no quieres subir y bajar andando (es una paliza de 1 hora cada caminata) desde donde te deja el shuttle bus, puedes elegir entre las siguientes opciones:


Telesilla o teleférico:


Solo ida: 80 RMB (10,30 €) Niños de 12 años o menos: 60 RMB (7,70 €) Ida y vuelta: 120 RMB (15, 40 €) Niños de 12 años o menos: 80 RMB (10,30 €)


Tobogán:


Solo bajada: 80 RMB (10,30 €) Ida telesilla o teleférico + bajada tobogán: 100 RMB (12,80 €)


Precio total por persona: Entrada + Shuttle Bus + Telesilla/Teleférico + Tobogán = 21,8 €


Sin duda alguna, la mejor opción y la que yo elegí es subir en teleférico o telesilla (opté por el telesilla) y bajar en tobogán. He de admitir que la subida en telesilla me impresionó mucho por la altura y las vistas. La bajada en tobogán es muy muy divertida y sorprendente. Al principio iba a poca velocidad pero en cuanto pillé cómo funcionaba, dejé que la gravedad hiciera su trabajo para ir rápido 😛 Al final del descenso te encuentras con dos hombres disfrazados de guerreros que animarán a que te hagas una foto con ellos a cambio de algo de dinero.


Horarios


De abril a octubre: 8:00 -17:00 De noviembre a marzo: 8:30-16:30


Valoración personal


Tu experiencia a la Muralla China puede ser un infierno o un sueño hecho realidad, todo dependerá de como te organices. En China, concretamente en esa región, en verano hace mucho, mucho calor, y no hay árboles alrededor de la muralla. Las temperaturas pueden llegar a superar los 44 grados, como sucedió la vez que fui, y todos los tramos de la muralla son empinadísimos como si escalases un árbol, con grandes escaleras, a veces un tanto descalabradas. Así mismo, durante el invierno, las temperaturas son criminales también, donde llega a nevar desde diciembre hasta finales de marzo y las temperaturas no suben de los 7 grados.


Llegar solo hasta la muralla puede ser una odisea. En China la gente no habla inglés, perderse es muy pero que muy fácil. Los autobuses y trenes de la capital y grandes ciudades sí están en inglés (aunque parcialmente), pero los de las afueras, ni en sueños. Deberás llevar tu itinerario estudiado.


Además, en China son expertos en timos, a menudo te llegarán ofertas, muchas de ellas falsas, que solo querrán sacarte el doble de dinero de su precio original.


Para completar el séquito de infortunios, deberás escoger bien el día y la sección que querrás visitar. Algunas, están tan sumamente concurridas que será imposible inclusive sacar fotos.


Personalmente, las tres veces que he ido, todas han empezado y terminado bien. Vale la pena cada minuto pasado allí, eso sí, ¡si te organizas bien!





2. Coliseo de Roma


Convertido en un auténtico símbolo de la Ciudad Eterna, el Coliseo romano atrae cada año a más de cinco millones de viajeros de todo el mundo, dispuestos a descubrir de cerca un monumento que esconde entre sus piedras mil y un secretos.


Tras su inauguración en el año 80 d.C., el anfiteatro Flavio -es su nombre original- se erigió como el más grande del imperio y en el buque insignia de la ingeniería romana de la época. Dos mil años después, sus dimensiones y los restos de su complejo entramado de túneles subterráneos, rampas y ascensores continúan sorprendiendo al mundo entero.


¿Cómo llegar?


Se puede llegar al anfiteatro romano con los autobuses (C3, 60, 81, 85, 87, 175, 628), con el tranvía (n. 3) o también con el metro (Linea B, estación Colosseo).


Desde Termini hacia el Coliseo se debe subir al metro de la línea B dirección Laurentina y bajarse en la parada Colosseo. Si por contra venimos desde San Pietro debemos coger el autobús 40 a Piazza Venecia.


Los billetes de bus los podemos comprar en los estancos, algunos bares y en librerías o kioskos de prensa.


Precio


Visitar el Coliseo supone toda una experiencia cultural, histórica y, sobre todo, sensorial. Por cuestiones de seguridad, el aforo al Coliseo se ha limitado a tres mil personas simultáneas, algo que da una idea de la cantidad de público que suele atraer. Si quieres evitar colas, sobre todo en épocas en las que la ciudad se llena de turistas, tienes distintas opciones.


La más práctica, aunque no más económica -tiene un recargo de cuatro euros- es la compra de entradas a través de internet. El precio es de 16 euros para los adultos (4,5 € menos para los europeos menores de 18 años y tarifas reducidas para niños), e incluye el acceso a los foros Romano y Palatino, y te permitirá pasar de forma preferente.


Horario


Todos los días desde las 8:30 hasta hasta las 19:00.

Cerrado 25 de diciembre y 1 de enero.


Valoración personal


Mucho más accesible y fácil que la Muralla China, el Coliseo ofrece una experiencia total, tanto sensorial como histórica a todo aquel que lo visita.


Quizás haberlo visto tantas y tantas veces reflejado en series, películas y libros y haber escuchado tantas veces personas haber ido, contar cosas sobre el Coliseo y tener tanta información, hace que pierda cierto encante.


Aunque, personalmente, creo que cinco veces no son necesarias para admirar la belleza de este lugar. Una parada más que obligatoria. Y más ahora, con el nuevo sistema de aforo reducido.



3. Macchu Picchu, Perú


Esta antigua ciudad inca es uno de los tesoros más preciados de Perú. Fue construida a mediados del siglo XV y se cree que fue una de las residencias del noveno inca del Tahuantinsuyo, Pachacútec, aunque en ella también están los restos de un santuario. Su nombre significa montaña vieja, y hace alusión al lugar donde se ubica, a unos 2453 msnm, en un premonitorio rocoso entre Machu Picchu y Huayna Picchu. Es frecuente que durante la subida los viajeros sientan el mal de altura. 


Actualmente, esta joya inca es uno de los focos turísticos del país. Los viajeros se acercan hasta Aguas Calientes para iniciar la ruta inca que Hiram Bingham, el profesor de Yale, popularizó a principios del siglo XX. El Santuario histórico de Machu Picchu está considerado como una de las siete nuevas maravillas del mundo moderno y ha sido declarado como patrimonio de la humanidad en 1983. 


La zona arqueológica se halla situada en la margen izquierda del rio Vilcanota, en la quebrada de Kusi Chaka, hasta la desembocadura del rio Aobamba. En el distrito de Machu Picchu, provincia de Urubamba, departamento del Cusco a 112.5 km. al noreste de la ciudad del Cusco en Perú. Para llegar a la ciudad inca de Machu Picchu, puede optar por dos rutas:


- Vía Camino Inca

- Vía férrea hasta Aguas Calientes y de allí en carro o caminando hasta llegar a la montaña donde se ubica la ciudadela.


¿Cómo llegar?


Para llegar a Machu Picchu desde Cusco tendrás que ir primero a Aguas Calientes, que no tiene acceso por carretera, con lo cual las únicas formas posibles de llegar son caminando o en tren. Aguas Calientes es el pueblo de acceso para visitar Machu Picchu, por lo que tendrás que llegar allí antes de acceder a la ciudad inca.


La ruta que yo hice, concertando un viaje organizado para ese día, fue Cusco-Ollaytantambo-Aguas Calientes-Machu Picchu.


Para dirigirte hasta Ollaytantambo, deberás ir por carretera, yo lo hice, como he mencionado antes, a través de un tour operador. Fuimos en bus hasta el primer pueblo. Allí cogimos el famosísimo tren Perurail hasta Aguas Calientes y de allí de nuevo en bus hasta el Machu Picchu.


La travesía dura aproximadamente 4h de ida y otras 4 de regreso, por lo que el madrugón será necesario.


Precio


El precio para entrar al recinto del Machu Picchu tiene un precio estimado en 45€. Varía según la temporada y el día, pero nunca sube de 50€ ni baja de los 35€. Deberás llevar el pasaporte para la excursión. La visita completa, con viaje en tren y bus, ida y vuelta está valorada en unos 250€, que fue lo que pagué yo. Sin duda, la maravilla del mundo más cara.


Horario


Los horarios de visita a Machu Picchu, desde enero de 2020 serán los siguientes:

  • 1 rango horario de  6:00 am  a 9:00 am (con tres turnos de ingreso cada hora 6- 7 y 8 am).

  • 2 rango horario de 9:00 am a 12:00 pm (horarios de 9, 10 y 11 am)

  • 3 horario de 12:00 pm a 3:00 pm (horarios de 12, 1 y 2 horas) ademas, el ingreso se efectuara previa reserva.


Valoración personal


Aunque muy cara, es una maravilla que te deja atónito. Historia, cultura y naturaleza confluyen en un mismo lado de la montaña para dejarte sin aliento.


Deberás calzarte bien y llevar provisiones, será un día largo pero te aseguro que valdrá la pena.


Si no fuera por las aglomeraciones de miles y miles de turistas, y por el elevadísimo precio que debes pagar para acceder, sería la mejor maravilla.





4. Petra, Jordania


Petra es conocida como la ciudad perdida porque si bien su historia se remonta a la época de los nabateos, en el siglo VII a.C, en la Edad Media ya fue completamente abandonada y no fue «descubierta» por los occidentales hasta principios del siglo XIX.


En concreto, fue el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt quien en 1812 consiguió que los habitantes locales le llevaran a conocer esa ciudad perdida de la que se hablaba.


Entusiasta de la cultura árabe, antes se convirtió a la religión musulmana y se cambió el nombre por el de Ibrahim Ibn Abd Allah, lo que le permitió ganarse la confianza necesaria para ser conducido hasta Petra.


La principal razón de que Petra se convirtiera en la ciudad perdida es su especial ubicación en un valle rodeado por altas montañas rocosas cuya entrada es el profundo desfiladero conocido como el Siq.


Con una longitud de kilómetro y medio, el desfiladero llega a tener en alguno de sus tramos una mínima anchura de poco más de dos metros.


Por ello se convirtió en un enclave totalmente oculto e inexpugnable.


A Petra se le conoce como “la ciudad perdida” no solo porque así lo estuvo durante siglos, desde el siglo VI d.C cuando sus habitantes abandonaran la ciudad y cayó en el olvido, hasta que fue re descubierta en el siglo XIX por el explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt, sino también porque quedó oculta bajo la arena. Tormentas de arena, los terremotos y las numerosas inundaciones la fueron enterrando poco a poco hasta tal punto que tan sólo el 20% de la ciudad es actualmente visitable, aunque las excavaciones continúan desenterrando edificios.


¿Cómo llegar?


Si llegas en avión al aeropuerto de Amán deberás conducir durante unas cuatro horas para llegar a la ciudad. Más barato que alquilar un coche o ir en taxi es utilizar el autobús que te llevará directo a Petra desde la estación de autobuses de Amán. También puedes volar al aeropuerto de Aqaba (aunque no hay muchas aerolíneas que lo hagan) y desde ahí solo deberás conducir durante hora y media. Cuando llegues a Petra atravesarás un pasaje rocoso de altos muros llamado “Siq”. Puedes hacerlo a pie o a caballo (se pueden alquilar caballos en la oficina de turismo).


Te recomiendo encarecidamente que, en vez de conducir por tu cuenta, que puede resultar una pesadilla (el tráfico está al nivel de India). Contrates una excursión o, simplemente, un taxi que te lleve y te espere allí.


Precio


Si te alojas en Petra, un bono turístico de un día te costará 50 JOD (55,89€), de dos días 55 JOD (61,48€) y de tres días 60 JOD (67,07€). Si pasas el día en la ciudad pero no vas a pernoctar, el bono de un día te costará 90 JOD (100,60€).


Muchas excursiones que ofrecen en empresas como TripAdvisor, GetYourGuide o Civitatis el precio final ya viene con todo incluido.


Horarios


Los horarios de apertura de Petra dependen de la época del año.


- Verano: de 6:00 a 18:00 que es cuando cierran las taquillas.

- Invierno: 6:00 a 16:00 que es cuando cierran las taquillas.

- Durante el ramadán: 7:00 a 16:00 que es cuando cierran las taquillas.


La información actualizada la tenéis en la web de Turismo de Jordania.


Valoración personal


Quizás la maravilla que más maraville, escondida, oculta, pero perfectamente restaurada, ofrece vistas de infarto y una historia casi inabarcable.


La zona está muy bien vigilada, no suele ser peligrosa, vendedores deambulantes te estarán persiguiendo a cada tanto pero nada de lo que preocuparse.


Lo único que sí que tendréis que tener en cuenta será, si vais en verano, la deshidratación. En la zona hace mucho calor.


Si queréis ver bien Petra, os recomiendo hacer noche en la ciudad.





5. Chichen Itzá


El recinto arqueológico ocupa 15 km2, es Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y constituye uno de los testimonios mejor preservados de la civilización maya. El estudio de los grabados y la disposición de los edificios ha revelado que los mayas conocían el ciclo de Venus de 584 días y el hecho de que cada 8 años retornase a la misma posición en el cielo, lo que se reflejaba a su vez en el calendario maya. El edificio que los españoles llamaron el Caracol era un observatorio astronómico.


El emplazamiento de la ciudad, rodeada de selva y a más de 100 kilómetros de la costa, sume al visitante en una especie de ensoñación que lo conduce entre monumentos sensacionales: la cancha del Juego de Pelota, la calzada que lleva al Cenote Sagrado, las esculturas del dios Chaac, los relieves de la Casa de las Monjas o las cabezas de la Serpiente emplumada (Quetzalcóatl o Kukulcán).

La pirámide de Kukulcán se eleva con precisión geométrica en medio de una explanada que hace mil años fue el centro político, religioso y cultural del imperio maya. Chichén Itzá significa "boca del pozo de los itzaes", en alusión al cenote situado al norte de la pirámide y que era considerado un enclave sagrado, además de una fuente de agua dulce esencial para aquella ciudad de templos y sabios astrónomos.


La pirámide de Kukulkán es el edificio principal de la ciudad de Chichén Itzá. Su estructura pone de manifiesto los conocimientos de los mayas sobre matemáticas, astronomía, geometría y acústica. Su perfecta simetría representa el calendario maya: 18 cuerpos (el número de meses, de 20 días cada uno) y 365 peldaños (días del año), cinco de los cuales se consideraban nefastos.


¿Cómo llegar?


En bus 


Desde la Terminal de Autobuses de Cancún (Av. Tulum, esq. Av. Uxmal) tienéis que coger el único autobús con dirección a Chichén Itzá, que sale aproximadamente a las 9:00 a.m. Tarda unas 3 horas y media porque va parando en varios pueblos y cuesta unos 8 USD. Desde Playa del Carmen o Tulum van a tener que acercarse a la terminal de micros de Cancún.


En coche


Desde Cancún, Playa del Carmen o Tulum tendréis que coger la ruta 1800 hasta Valladolid y desde ahí la 180 hacia Piste y antes de llegar está Chichen Itzá. Tardan entre 2 y 3 horas de viaje, dependiendo del tránsito y desde dónde salgáis.


Con guía


Si preferís ir con guía desde Cancún, Playa del Carmen o Tulum, podréis hacerlo mediante TripAdvisor, GetYourGuide o Civitatis. También podréis contratar la excursión directamente en los hoteles, siempre están a la venta y si sois varios pueden conseguir buen precio. Normalmente el precio de la visita con entrada y almuerzo cuesta entre 90 y 140 USD por persona.


Si estáis en Valladolid también podéis acercarse. Hay buses que salen desde la Plaza principal de Valladolid varias veces al día. Ida y vuelta cuesta unos 5 USD por persona. Los buses con muy sencillos, pero bastante cómodos y seguros.


Precio


La entrada cuesta 4 USD para adultos pero es gratuita para menores de 13 años, estudiantes y jubilados


Horarios


Lunes a Domingo de 08:00 a 17:00 horas. (Cierre de venta de billetes y accesos a las 16:00)


Valoración personal


Bajo mi punto de vista, quizás la más floja de las siete maravillas. A menudo masificada, tampoco ofrece algo que te deje sin aliento. De pirámides hay muchas en el mundo, no es algo propiamente único. Incluso en el mismo país, en Mexico, el Teothihuacán es bastante más imponente que Chichen Itzá.


Cierto es que las leyendas y mitología maya que esconde Chichen Itzá son únicas en el mundo y el recinto es bastante grande como para estar toda una tarde.


Sin embargo, para ir de un recinto a otro, hay que andar tranquilamente 20 minutos. No es demasiado accesible tampoco. Y la masificación está a la órden del día.




6. Cristo Redentor, Rio de Janeiro


El Cristo Redentor o Cristo do Corcovado es uno de los grandes emblemas de la ciudad de Río de Janeiro. Todos hemos visto las famosas imágenes de la ciudad, en las que el Cristo Redentor domina la ciudad desde las alturas del monte do Corcovado, pareciendo acoger y proteger a todos sus habitantes.


El Cristo Redentor fue inaugurado en 1931 tras unas obras que duraron un total de 5 años. Su situación en la ciudad es privilegiada, en la cima del Parque Nacional de la Tijuca, a 710 metros sobre el nivel del mar, desde donde tiene una privilegiada vista de la ciudad.


Se trata de una construcción realizada en hormigón armado, con un peso que supera las 1.000 toneladas y que cuenta con un importante logro en su haber: ningún obrero falleció durante los 5 años que duró su construcción, algo realmente destacable en la época. Cabe decir que la idea de crear un monumento religioso en el monte del Corcovado ya se venía proponiendo desde mediados del siglo XIX. De hecho, el cerro del Corcovado ya era un importante lugar turístico de Río de Janeiro antes de la construcción del Cristo Redentor.


¿Cómo llegar?


La manera más fácil y cómoda de llegar al Cristo Redentor es mediante Uber/Taxi. Los precios son completamente asequibles y no tardarás más de 30 minutos en llegar.


También puedes contratar una excursión que te lleve hasta allí, te incluya la entrada, la subida al Cristo y alguna otra parada más que suelen incluir.


No recomiendo usar el Tren del Corcovado, aunque sea lo más mítico, cuesta 17€ (más que un taxi) y las colas pueden llegar a durar más de una hora.


Largo do Marchado es la estación de metro más cercana al Cristo Redentor, aunque después deberéis caminar un poco... bastante.


Horarios


Todos los días del año, de 8:00 a 20:00


Precio


- Adultos: R$ 50,00

- Niños 6-12 años: R$ 25,00

- Menores de 6 años: gratis

(Hay que comprar las entradas con antelación a través de su página web). El precio incluye viaje de ida y vuelta en el Trem do Corcovado y acceso al monumento.


Valoración personal


Vale mucho más la pena si se visita temprano. Yo personalmente llegué a las 9:30 de un agosto y había un poco de gente ya, pero no demasiada. Llegar más tarde de las 10 es un error garrafal. Habrá tanta gente que no podrás ver nada.


Los precios son más que asequibles y el trayecto hasta allí es precioso. Verás monos, todo tipo de vegetación y más animales que personas. Un camino lleno de miradores para observar la bahía, las fabelas más cercanas y en definitiva, la ciudad entera.


El Cristo se ve en menos de 10 minutos, es simplemente subir y admirar las vistas y, por supuesto, la estátuta. Pero no tiene más, es simplemente eso. No hay nada más para visitar en la zona del Cristo Redentor. Eso sí, las vistas son de infarto.



7. Taj Mahal, India


El Taj Mahal está ubicado en las cercanías de la ciudad de Agra, en el estado de Uttar Pradesh, India, y fue construido en el siglo XVII. Increíble proeza arquitectónica, su inmortal belleza se nutre del antiguo amor entre un emperador y su esposa.


Y es que el Taj Mahal es eso: poesía hecha arte, un canto al amor, una obra sublime que sólo un alma enamorada sería capaz de ofrecer al mundo.


Allí, justo sobre el pórtico de entrada, se pueden leer unos versos del Corán que describen el paraíso, que te dan una idea de lo que nos vamos a encontrar y de lo que vamos a sentir; como palabras mágicas, aquel portón de bronce nos descubrirá un “palacio de perlas rodeado de jardines”.


Sha Jahan conoció a su amada Arjumand en un bazar donde ésta vendía cristales. Admirado por su belleza no fue capaz de dirigirle la palabra en un primer momento. Perseguidos por los ejércitos de su padre el Emperador, y por culpa de esa relación, tras dos esposas y cinco años desde aquel primer encuentro, se unieron en matrimonio. Arjumand pasó a ser conocida como Mumtaz Mahal, “la elegida del palacio”.


El gran amor que sentían el uno por el otro era conocido por todos, una pareja enamorada que se desvivía, ella apoyándolo en sus campañas y él colmándola con todo tipo de regalos, desde las flores más hermosas a diamantes. En el momento en el que el emperador Jehangir falleció, fue el turno de Sha Jahan de ocupar el trono pero nadie se esperaba el desenlace. Sólo dos años más tarde, en 1630, ocurrió lo que nadie imaginaba…


El recién emperador se encontraba en Burhanpur, en una campaña militar, cuando le llegaron noticias de que su esposa teniendo complicaciones en el 13º parto. Sha Jahan no se lo pensó dos veces y, desesperado y con una angustia que le paraba el corazón, regresó al lado de su mujer para poder pasar sus últimos instantes junto a ella, sostuvo su mano con delicadeza entre las suyas y pronunció el adiós más amargo de su vida.


El emperador ya no volvió a ser el mismo. Se recluyó en el Fuerte Rojo, en la orilla izquierda del río Yamuna, y allí pasó, encerrado por su hijo, los últimos años de su vida, abandonando el Imperio en manos de sus sucesores. Frente al Fuerte, visible desde todas sus ventanas y al otro lado del río, mandó construir el más impresionante Mausoleo que jamás mente humana pudiera concebir.


¿Cómo llegar?


La maravilla del mundo de la India, el impresionante complejo del Taj Mahal, se encuentra situado en la ciudad de Agra, perteneciente al estado de Uttar Pradesh en el norte del país. Un recorrido habitual suele ser desde la capital, Delhi, separada por tan sólo 231 Km.


Hay tres maneras de llegar hasta Agra. Por aire, por raíles y por carretera.


Avión


La ciudad dispone de un aeropuerto (IATA: AGR) que comparte uso militar y civil. Dispone de pocos vuelos, pero se puede volar con Air India o IndiGo hasta Agra desde las ciudades de Delhi, Mumbai, Varanasi o Khajurao con precios bastantes competitivos.


Tren


Es la opción más lenta pero la más autóctona y barata, sin duda. El trayecto dependerá del horario elegido y puede rondar entre las 3-5 horas. Es una opción bastante económica y te permite estar en contacto con la población local. Los trenes indios no son para nada como a los que estamos acostumbrados. Son trenes sucios, viejos y lúgubres. Sin baño, con el triple de ocupación de la permitida. En un vagón de 70 pasajeros van, tranquilamente, 150.


Coche


Otra de las formas posibles es alquilar un coche (con conductor) y disfrutar de las concurridas y divertidas carreteras de India. Esta puede ser una muy buena opción si se viaja en grupo.


Los accesos por carretera principales son: Delhi y Varanasi por la NH-2, a Jaipur por la NH-11 y  a Gwalior por la NH-3.


Es la opción que elegí yo. Contraté el tour mediante GetYourGuide, el cual incluía el transporte, el guía, la entrada al Mausoleo y la vuelta. Así como también la visita al Fuerte de Agra.


Horario


El Taj Mahal permanece abierto 30 minutos antes de la salida del sol y 30 tras la puesta de sol en los días de horario normal. Su día de cierre es el viernes, aunque en este día permanece abierto por la tarde solo para los devotos musulmanes que acceden a rezar a la mezquita.


Si has olvidado esta circunstancia o estás obligado a visitar la zona en viernes, no podrás acceder al complejo, pero puedes disfrutar de excelentes vistas desde el otro lado del río, en los jardines llamados Mahtab Bagh «de la luna llena», que sí abren los viernes.


Una vez dentro del complejo hay límite de tiempo para la estancia, 2 horas. Existen días concretos al año en que se permite la visita nocturna, son los días de luna llena. El horario de visita nocturna es de 20:30 a 00:30.


El Taj Mahal cierra los viernes y en momentos puntuales por visitas de autoridades o personalidades internacionales. El cierre por este tipo de motivos no suele superar las 2 horas. 


Precios


La entrada se puede comprar directamente en el Taj Mahal, en cualquiera de sus tres accesos. También se puede hacer la reserva online sin colas, click aquí.


El monumento cuenta con tres puertas: la sur, la este y la oeste. La puerta sur tiene un horario algo más restringido, pues está operativa hasta las 17 horas. Hay colas separadas para turistas extranjeros y visitantes indios, que se encuentran señalizadas.


La entrada para el público extranjero tiene un coste de 1.330 rupias (19 dólares aprox.). Incluye una botella de agua.


Los nacionales de países integrados en los tratados SAARC y BIMSTEC (países del entorno geográfico de la India) tiene una reducción aproximada del 50% del precio de arriba. Los nacionales indios pagan 250 rupias (0,50 euros aprox).


La visita nocturna en los días de luna llena tiene un coste de 750 rupias para extranjeros y 500 para nacionales. Los niños menores de 15 años tienen entrada gratuita, independientemente de su nacionalidad.


La entrada se puede comprar in situ con reservar online sin colas.


Valoración personal


Una experiencia sensorial, un tesoro para descubrir, todavía.


Vale la pena cada segundo empleado allí. Con simplemente sentarse y admirar la joya delante de tus ojos. Imponente, brillante, un edificio que dejará huella en tu retina.


Las autoridades indias controlan bastante eficientemente el aforo, así que no tendrás problemas para desplazarte por ahí sin tener que dar codazos. Recomiendo ir por la mañana a primera hora, sobre las 8.


El único problema será el calor. Debes ser previsor y llevar agua y algo de comer.




Y ahora, el tan esperado ranking personal:


Teniendo en cuenta el lugar en sí, el rango de horarios, precios, accesibilidad, masificación, paisajes, vistas, mi experiencia personal, facilidades y comodidades y el factor impresión:


1. TAJ MAHAL

2. MURALLA CHINA (MUTIANYU)

3. PETRA

4. MACHU PICCHU

5. COLISSEO

6. CRISTO REDENTOR

7. CHICHEN ITZÁ

106 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2_Post
bottom of page